La respuesta es más compleja de lo que parece. Las razones también son muy diferentes. Si pensabas que las latas eran redondas solo para que puedan tomarse fácilmente en la mano, piensa de nuevo. Las latas son redondas…

... para poder ser producidas

En resumen, las latas están hechas de una pieza de aluminio prensada en un molde cilíndrico. Al igual que con todos los objetos creados por la deformación de un material, los ángulos y las esquinas son problemáticos. Obviamente, sería posible agregar más materia prima o aumentar la resistencia a la carga adicional, pero el problema es que debería hacerse para todo el embalaje. Como resultado, las secciones planas tendrían más materia prima de la necesaria, lo cual no es una solución económica o ecológica.

... para poder imprimirlas

Después de la producción, las latas deben imprimirse y barnizarse. La impresión de una forma cilíndrica es más ventajosa que la impresión de una rectangular, porque la impresión de un cilindro se hace de una sola vez haciendo rodar la caja en un rollo de impresión hasta que esté completamente impresa, mientras que un paquete rectangular requiere cuatro pasos para su impresión (por la impresión de cada una de sus caras). El proceso de impresión cuadrada también consume más tiempo, es más complejo y, por lo tanto, más costoso.

... para llenarlas

El empaque cilíndrico es mucho más fácil de guiar en una línea de llenado que uno cuadrado.  A altas velocidades, estas chocarían contra los rieles y los componentes de la máquina, mientras que los paquetes cilíndricos ruedan contra los rieles y uno contra el otro. Por naturaleza, los paquetes cuadrados no se posicionan uno contra el otro, como lo hacen los cilíndricos. 

... para poder soportar la presión interna

Los cilindros son más resistentes a la presión interna que otras formas (como pasa con las tuberías, por ejemplo). Si utilizáramos cajas cuadradas, los lados se redondearían. Para reforzar las latas cuadradas con el fin de hacerlas resistentes a la presión interna, se debe aumentar el peso, lo que no es favorable ni ventajoso para el medio ambiente.

... para preservar la materia prima

Si se toma como ejemplo una lata cilíndrica de 33 cl. Para el área, se necesitan aproximadamente 310 cm² de materia prima. Para producir una caja rectangular de la misma altura, requeriría 340 cm² de materia prima. Eso es 10% más por la misma cantidad de producto. Una vez más, las latas cuadradas serían menos ecológicas y beneficiosas.