1. Fanta se creó durante la Segunda Guerra Mundial

En 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, las necesidades más extremas llevaron al desarrollo de esta bebida. Fanta, de hecho, nació en Alemania. Debido a las dificultades que existían en ese país pare recibir los productos concentrados de Coca-Cola, y para no tener que paralizar las actividades de la planta, el Jefe de Operaciones Max Keith, promovió la creación de un nuevo refresco.

2. Su nombre proviene de un concurso interno

El nombre Fanta surgió de un concurso entre funcionarios de Coca-Cola Alemania para bautizar su producto recién creado. Hay varias teorías acerca de la elección final, ya que era necesario tener mucha imaginación para inventar una bebida con los escasos recursos disponibles en medio del conflicto armado.

3. Fantástico: ¿rumor o verdad?

Hay quienes creen que el nombre Fanta fue elegido porque tiene un significado y un sonido agradable y refrescante, que coincide perfectamente con el de un refresco. Pero también su nombre es similar a la palabra “fantástico”, que tiene un sonido y una ortografía similar en muchos países. Pero la teoría más común, es la que asegura que el nombre fue escogido porque su sonido es similar en la mayoría de los idiomas.

4. La primera prueba

Fanta no siempre fue de naranja. La verdad en que antes las adversidades que se vivían en esos años, la bebida original fue producida con los insumos disponibles: fibra de manzana y suero de leche.

5. Naranja italiana

La versión más conocida de la bebida fue lanzada por Coca-Cola Italia, en la ciudad de Nápoles, el 29 de abril de 1955, a partir de ingredientes cítricos en la primavera.

6. Treinta opciones de etiqueta

El reconocido diseñador francés Raymond Loewy propuso entre 25 y 30 opciones de etiqueta, antes de que finalmente se decidieran por una.

7. La expansión

En noviembre de 1950, Fanta Naranja comenzó a venderse en Australia, específicamente en la ciudad de Brisbane. Durante 1956 diez embotelladores se sumaron a la idea de comercializarla y cada día se fue haciendo más popular. Así recibió la década del ’60, con presencia en 36 países.

8. Su llegada a Estados Unidos

Fanta aterrizó en Estados Unidos recién en el otoño de 1958. Las primeras ciudades elegidas para su distribución fueron Chicago, Boston y Baltimore.

9. La Klassik

Después de dar vueltas por el mundo, la bebida regresó a su país natal con su color naranja en 1959. De hecho, hasta el día de hoy en Alemania es posible encontrar la botella original de Fanta, más conocida como “Klassik”.

10. Más sabores

El éxito en Estados Unidos multiplicó los sabores de la bebida. Desde 1960, se pusieron a disposición de los consumidores nuevas variedades de Fanta: frutilla, lima-limón, cereza y piña. Pero cada una de estas opciones varía según el país, sus normas y el gusto de sus seguidores.

Quatro versões de Fanta no Brasil