Fáciles de llevar, livianos, resistentes… todas estas características que un envase debiera tener para satisfacer a sus consumidores y, al mismo tiempo, evitar desperdicios, garantizar calidad y seguridad del producto.

¿Pero qué pasa cuando consumimos todos lo que está en su interior? Los envases vacíos pueden suponer un problema para el medioambiente si no se reciclan o se reutilizan adecuadamente.

Para evitar esto, Coca-Cola trabaja activamente en el diseño en estrategias globales enfocadas en reducir los residuos que producen los envases durante su vida útil. La idea es ir más allá de simplemente reducir material y hacerlos 100% reciclables, sino que optimizar su eficiencia, investigar el uso de materiales renovables, recuperar para reutilizar y aumentar la proporción de materiales reciclados en su fabricación.

En estos videos es posible conocer con mayor detalle el trabajo realizado, además de la visión, acciones y postura de la Compañía sobre los envases sustentables.

La estrategia

Reducción de contaminación marina

Los avances en diseño

Recuperación y reciclaje