El reciclaje y la sustentabilidad forman parte de las agendas de muchos países y empresas alrededor del mundo. Y Aron Cramer, CEO de Business for Social Responsibility (BSR), lleva más de una década ayudando a algunas de las Compañías más grandes del mundo a ser más sustentables. Esta organización global sin fines de lucro, ha creado una red de más de 250 miembros que buscan construir en conjunto un mundo mejor en materia ambiental. Con oficinas en Asia, Europa y Norteamérica, BSR desarrolla estrategia de negocio sustentables y realiza consultorías, investigación y colaboraciones intersectoriales.

A juicio de Cramer, existen dos barreras estructurales que retrasan la inversión: el capital y el beneficio a corto plazo. En el primer caso, propone un cambio en el mercado para que éste se enfoque en lograr resultados sustentables, mientras que, para el segundo, cree que es necesario redefinir cómo se mide el valor para que las empresas puedan fluir hacia negocios sustentables.

“Una de las cosas más importantes es la irrupción del concepto de economía circular, que va más allá del reciclaje y trata de reinventar el proceso de diseño de los productos y la reutilización de los materiales. La idea es que, en lugar de tener un modelo único de consumo que genere residuos, tengamos un modelo distinto para cada producto. Mientras más empresas se sumen, más se reducirá la cantidad de recursos usados y, obviamente, los residuos”, explica.

En el caso de Coca-Cola, además de reforzar su estrategia para lograr un uso del agua y una agricultura más sostenible, el sistema de la empresa también busca invertir en el empoderamiento de las mujeres en las comunidades más necesitadas.

“Hemos trabajado con Coca-Cola durante 20 años, en que hemos contribuido a desarrollar la estrategia de sustentabilidad de la Compañía, ayudando a que se marcaran objetivos ambiciosos y bien recibidos por los accionistas que, además, reforzaran el negocio”, dice Cramer.

¿En qué área le gustaría ver a Aron Cramer que Coca-Cola se transforme en un negocio más sostenible? La respuesta es clara: “Todo empieza con los productos. Es interesante ver cómo ha evolucionado el portfolio de Coca-Cola para ofrecer una gama más amplia de productos, incluyendo opciones saludables. Creo que este campo seguirá generando grandes oportunidades y que se ha hecho un gran trabajo hasta ahora. Me gustaría ver a Coca-Cola utilizar el poder de su marca para impulsar cambios entre los consumidores”.