Desde vasijas de jarabe en 1800 a máquinas dispensadoras de bebidas en el espacio. La forma en que una Coca-Cola puede llegar a las manos de un consumidor ha estado marcada por una historia en que la innovación ha sido protagonista absoluta. Este es un recorrido por las distintas maneras en que la Compañía ha entregado sus bebidas, desde que John Pemberton desarrolló su fórmula secreta, hace más de 130 años:

El comienzo

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

A partir de 1896, estas vasijas fueron parte de un programa premium para los distribuidores que compraran más de 50 galones de jarabe de Coca-Cola al año. El presidente de la Compañía en ese momento, Asa Candler, creó la promoción para incentivar a las organizaciones que servían la bebida y comercializar la marca. Las vasijas estaban hechas de porcelana, un material poroso que absorbía la coloración del jarabe, por lo que con el tiempo dejaron de ser blancas y se fueron tiñendo de café.

Llega la botella

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Embotellar a gran escala fue posible en 1899, cuando Ben Thomas y Joseph B. Whitehead de Chattanooga, Tennessee, obtuvieron los derechos exclusivos de la botella y la venta de Coca-Cola prácticamente en todo Estados Unidos. De la mano de John T. Luoton, otro embotellador local, comenzaron a desarrollar lo que hoy se conoce como el Sistema Coca-Cola. La patente de la icónica Contour, fue presentada por Alexander Samuelson en noviembre de 1915.

Portador de Six Pack

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Con la botella ya instalada en los hogares y la creciente opción de refrigerar las bebidas en casa, en 1923 los consumidores necesitaban una manera más fácil de transportar mayores cantidades de producto. Así nació el six pack, cuyo objetivo era facilitar la experiencia de transporte del consumidor a través de un cartón transformado en paquete con una manilla, que fue patentado en 1924 y el concepto recién fue adoptado por otras empresas a finales de los años ’30.

El cooler

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

La idea de un refrigerador estándar siempre existió, pero tuvo su real desarrollo cuando el Presidente de la Compañía, Robert Woodruff, creó un departamento técnico para el control de calidad y la invención. El encargo fue un refrigerador eficiente y económico que después pudiera venderse o arrendarse a minoristas.

El resultado final fue el Glascock Cooler, que se vendía por 12 dólares y que, a 25 años de su lanzamiento, ya tenía más un millón de unidades en el mercado.

El primer dispensador automático

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

El Dole Master fue el primer dispensador automático en que el jarabe y el agua carbonatada se mezclaban al mismo tiempo que la bebida era servida. Hasta ese momento, la mezcla se había realizado de manera manual. Por eso, cuando esta innovación se presentó en la Feria de Chicago en 1933, los visitantes quedaron atónitos al comprobar que sólo era necesario tirar de una manija.

Se masifican las máquinas

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

En 1937, la Compañía concluyó que la venta de bebidas a través de refrigeradores en los que se pagaba directamente con monedas, había llegado a una etapa de desarrollo que justificaba su uso a nivel nacional.

Con la aprobación oficial, se presentaron los planes para la realización de la fase de venta automática del negocio de embotellado. La Mills 47 fue la primera máquina expendedora automática que Coca-Cola puso en el mercado.

Diseño aerodinámico

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

El Dole Deluxe Dispenser fue diseñado en 1947 por Raymond Loewy e introducido en el mercado como resultado de la investigación en tiempos de guerra. Se aerodinamizó la fuente de soda, dando al dispensador una mirada moderna y mejorando el equipo para verter más porciones por galón. Cuando fue introducido en 1947, se convirtió de inmediato en un clásico.

Once años después, se lanzó la Dole Citation Dispenser, que mejoró sus características y agregó una válvula flotante para proporcionar una cantidad de jarabe de reserva.

La más popular

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Más de 8.000 unidades de la Vendo 44 se produjeron entre 1956 y 1959, y su popularidad se puede atribuir a su tamaño compacto y sus colores, que la reconoce instantáneamente como de Coca-Cola. Estos modelos también se personalizaron con imágenes, para que coincidieran con las campañas de marketing, como la del Chico Sprite.

Para llevar y disfrutar

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Con una capacidad para hasta 32 botellas, los coolers para picnic permitieron a los consumidores tomar una Coca-Cola en cualquier parte desde 1958.  Para mantener las botellas heladas, cada enfriador de estos aparatos se hizo con un aislamiento rígido y diferentes tipos de metal.

En la misma línea, el BreakMate permitió a los propietarios de pequeñas empresas tener disponibles bebidas en sus oficinas. Se lanzó a fines de los ’80 en estados Unidos, pensando en llegar a las 30 mil unidades, las que fueron superadas con creces en un par de años.

Nuevos formatos

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Hasta fines de los ’50, Coca-Cola era la única marca disponible en las embotelladoras. Pero la década siguiente trajo consigo que marcas como Fanta y Sprite quisieran estar presentes en las expendedoras, que hasta ese momento eran diseñadas para los 192 centímetros cúbicos de la botella contour. Por esto, en 1960 llegó la Westinghouse WB 60-K6, una expendedora capaz de manejar multiples productos, paquetes, latas o botellas a precios diferentes.

En el espacio

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

En 1996, Coca-Cola realizó su cuarto viaje espacial a bordo del transbordador Endeavour. Y lo hizo con un dispensador. En él, los astronautas podían presurizar una de las 90 botellas disponibles y tirar de la palanca para dispensar un producto frío.

Coca-Cola Freestyle

Coca-Cola, más de 130 años refrescado al mundo

Presente desde 2008, este dispensador es la máquina más nueva e innovadora, ya que entrega a los consumidores la opción de elección y personalización total, a través de una tecnología súper avanzada que usa ingredientes concentrados inyectados en cartuchos y que pueden mezclarse con agua y endulzantes en el momento. Cada uno puede elegir sabor, calorías, tamaños y, al mismo tiempo, sirve para conocer los gustos de las personas, saber cuáles son sus mezclas favoritas y, a partir de eso, impulsar nuevas selecciones.