La cultura del reciclaje ya está instalada entre nosotros. Y también la idea de la vida sana y de tomar agua como parte de una alimentación saludable y una hidratación adecuada.

Ambos mundos se unen en una marca y en un lanzamiento histórico para Coca-Cola: desde hoy, el agua mineral Vital, toda su pureza y sus propiedades minerales está disponible en un nuevo envase de última tecnología, que la ubica a la vanguardia mundial en este tema.

Ecoflex es el nuevo empaque para Vital y, en términos simples, representa una baja considerable en la cantidad de plástico usado en su fabricación. Emplea un 27% menos de PET en sus botellas de 600 ml y un 14 por ciento menos en las 1.600 ml.

Esta agua, completamente natural, se embotella en su fuente de origen, Chanqueahue, en la VI Región. En esa misma localidad funciona una pequeña planta embotelladora con cuatro líneas de llenado. “Decidimos renovar y mejorar la tecnología que ahí existía y dimos un salto inmenso para traer la tecnología más avanzada existente. Se reemplazó una de las líneas que es capaz de asumir el trabajo que antes hacían dos y, al disminuir de forma tan importante la cantidad de plástico usado, todo el proceso de fabricación se hizo más sustentable y productivo”, explica Felipe Daniel, Gerente Técnico de Coca-Cola Chile y quien ha liderado la implementación de esta nueva tecnología, que significará 250 toneladas anuales menos de plástico circulando en nuestro país.

Nueva imagen

“El proceso es el mismo, pero más eficiente. Antes las preformas pasaban primero por una máquina de soplado y otra de llenado. Hoy es la misma línea la que hace ambas cosas y consigue, de esta forma, unas 200 mil botellas diarias de Agua Mineral Vital”, explica Felipe.

Esta tecnología, que ya existe en Estados Unidos y Europa, facilita el proceso de reciclaje  porque el nuevo grosor de las botellas permite aplastarlas fácilmente, con lo que ocupan mucho menos espacio en los contenedores.

Debido a sus características, este empaque es más adecuado para productos sin gas, dado el espesor de las paredes de la botella. De todas formas, Ecoflex pretende ser el primer paso de una serie de continuas mejoras.

Y como el agua es sinónimo de hidratación, pero también de pureza y de vida sustentable, el envase viene acompañado de una nueva imagen gráfica, que incluye una etiqueta transparente, que permite ver el contenido total de la botella.