La pared de Flip Disk en la sede de Coca-Cola en Atlanta está hecha con 55 mil discos y usa menos energía que una ampolleta de 60 watts. Este es sólo un ejemplo de las tecnologías de punta que están presentes en las oficinas de la Compañía alrededor del mundo.

La sede central de Atlanta, por ejemplo, lleva varios años de transformación para convertirse en un espacio de trabajo moderno, conectado y sustentable. Las oficinas tienen más de 180 mil metros cuadrados con espacios abiertos y colaborativos. Posee tres centros de conferencias, instalaciones de comidas dirigidas por un chef, más de ocho mil metros cuadrados de áreas verdes al aire libre y servicios como un gimnasio y vestuarios para los viajeros activos.

En todo el mundo, los colaboradores de la empresa están aprendiendo que los lugares de trabajo pueden promover la conectividad, fomentar la interacción humana y permitirles hacer su mejor trabajo lejos de sus escritorios. El nuevo equipo de “Estrategia y Operaciones de Trabajo en el Mundo” (Global Workplace Strategy and Operations team en inglés) está liderando esta iniciativa, incluyendo una nueva oficina en Johannesburgo (Sudáfrica); una ampliación en Varsovia (Polonia) y San José (California); y una renovación en Bruselas (Bélgica).

“Transformar nuestra sede en Atlanta ha sido una experiencia de aprendizaje profunda, desafiante y estimulante. Compartir la experiencia con nuestros colegas de todo el mundo es un privilegio y una gran manera de aprovechar esta experiencia”, dice Julie Seitz, Directora de Estrategia y Operaciones para el Lugar de Trabajo Global.

Equipado con la última tecnología, las pantallas del auditórium de la oficina de Coca-Cola Chile, permiten escribir y enviar en tiempo real información a computadores en cualquier parte del mundo.

 Explora las oficinas centrales de la Compañía y otras oficinas alrededor del mundo a través de esta galería fotográfica.