Hasta 2013, el certamen “Jóvenes con Éxito” organizado por el Diario Financiero premió a los talentosos menores de 35 años que se destacaron en distintas áreas y rubros. Este año el galardón regresó con el mismo objetivo, pero distinto nombre: “Jóvenes Influyentes 2017”. De las 200 nominaciones recibidas se pre seleccionaron 80 perfiles para premiar a 25 talentos considerados un verdadero ejemplo a seguir para las próximas generaciones.

Francisca Puentes tiene 31 años, estudió psicología en la Universidad Católica, se desempeña como Jefa de Desarrollo Organizacional en Coca-Cola Andina y recibió hace algunas semanas este reconocimiento por ser una de las líderes del proyecto sobre las políticas de diversidad e inclusión de la empresa, tanto en Chile como en Argentina, Brasil y Paraguay. “Hace unos tres años se creó en Coca-Cola la Gerencia de Diversidad e Inclusión Global. Se hizo un primer diagnóstico sobre este tema y cómo estaba funcionando en la Compañía. Este año se involucraron las 10 principales embotelladoras del sistema Coca-Cola y con un estudio de las características demográficas, migración, niveles de cesantía y grupos etarios de Chile, Brasil, Paraguay y Argentina se hizo un primer diagnóstico. A partir de toda esa información, en Coca-Cola Andina pensamos que debíamos hacer algo. Cuando uno ve todos los indicadores y los datos a nivel nacional, te das cuenta que es algo que no puedes dejar pasar”, señala la psicóloga.

Así, realizaron el primer hito: redactar la política de diversidad e inclusión para los cuatro países. “Ahora viene llevar todo a acciones”, explica Puentes. Por lo mismo, su principal foco es su propia empresa y al respecto, es bastante sincera. “En Coca-Cola Andina hay tres oportunidades que aprovechar: incorporar a más gente con discapacidad; tener mayor representación de mujeres, ya que en cargos operativos, más que en los administrativos, la diferencia de género es amplia; y hacer un balance con respecto a las generaciones.  Actualmente el 90% de nuestra dotación es menor de 50 años. Estamos en deuda, pero es algo que pasa en todas las organizaciones y que hay que trabajar. Lo que fue efectivo en el pasado, puede no serlo en el futuro”, explica.

Francisca Puentes ha tomado el tema de la inclusión como algo propio.

El premio

Para hacer un llamado a los jóvenes talentos, el Diario Financiero realizó una campaña abierta por redes sociales, cadenas de correos electrónicos y dio aviso a sus suscriptores. Francisca hablaba mucho al respecto con sus amigos, por lo que un compañero de colegio la nominó. Cuando le contó, Francisca dice que entre risas simplemente le dio las gracias. “Me estaba yendo de vacaciones cuando me llegó un email contándome que había sido pre seleccionada. Me pidieron una foto, mi currículum, una recomendación y una frase que señalara por qué merecía ser reconocida como una líder influyente. Yo escribí que este era un tema que iba mucho más allá de mi carrera en la compañía. Es un tema país que me encantaría poder trabajar. Hoy el premio me sirve para seguir hablando del tema”, dice.

De hecho, asegura que tiene ganas de “aprovecharse” de la situación y crear algo que tenga impacto más allá de Coca-Cola Andina y que se traspase a nivel país: “Me encantaría hacer algo que involucre a distintas organizaciones, ONGs, el sector político. Si se pudiera, me gustaría que la Compañía liderara el tema a nivel nacional”.