Se habla mucho de ellos, porque se les considera una pieza clave para la economía: según la plataforma de recursos Humanos HR Connect, se cree que en la próxima década los millennials –nacidos entre 1981 y 1995– conformarán el 75% de la fuerza laboral mundial, y solo en Chile el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) estima que hay 4,28 millones de personas de entre 21 y 35 años.

Desde hace dos años, Employers For Youth realiza en América Latina una encuesta enfocada exclusivamente en este segmento de población para descubrir cuáles considera ellos que son las mejores organizaciones para trabajar. Para ello, se los consulta sobre calidad de vida, reputación, beneficios y ambiente laboral en las empresas, entre otras variables.

Este año, en nuestro país, participaron 35 empresas; entre ellas, por primera vez, Coca-Cola Andina Chile. La embotelladora obtuvo el puesto 17° a nivel nacional. “El 50% de los trabajadores de la Compañía en los cuatro países donde operamos (Chile, Paraguay, Argentina y Brasil) son millennials. Participar de esta encuesta nos permite compararnos con otras empresas interesadas en este proceso y ser competitivos en este segmento”, explica Marcos Málaga, Gerente de Talento y Compensaciones de Coca-Cola Andina Chile.

Reconocimiento de Efy a Coca-Cola Andina.

Clima de trabajo y beneficios

Antes de su participación en la encuesta, Coca-Cola Andina Chile ya había desarrollado atractivos beneficios para esta dominante fuerza laboral. “El interés de los millennials no es trabajar menos, sino distinto. Por eso implementamosi programas como el de jornada flexible. Además, hasta hace un año el dress code era semiformal: camisa, pantalón de vestir y zapatos. Pero ahora podemos venir con jeans siempre y cuando llevemos una prenda con alguna de nuestras marcas. No se necesita usar corbata para agregar valor a la Compañía”, dice Marcos.

Para sumar más beneficios a sus asociados, Coca-Cola Andina Chile implementó este año una iniciativa piloto denominada Programa Refresca, que a la jornada flexible agregó los “viernes cortos” y el home office. “Una vez al mes podemos trabajar desde la casa o desde el lugar que queramos, previa coordinación con el jefe. Si esto funciona vamos a sumar más días hasta tener uno a la semana, que es la práctica general de las empresas que lo implementan”, aclara.

Ser y sentirse un aporte

“Creemos que uno de los principales aspectos que atrae y mantiene el interés de trabajar en Coca-Cola Andina son las oportunidades de desarrollo”, asegura el asociado. Por ello, desde el año pasado se ha implementado un programa de Gestión de Talentos y Planes de Sucesión en todas sus operaciones. Su principal objetivo es colaborar en el desarrollo de personas que puedan ocupar posiciones de liderazgo en la Compañía en el corto, mediano y largo plazo. “Identificamos quién puede ser el próximo Gerente General o Gerente Comercial. La evaluación de potencial es permanente y depende mucho del desempeño. En 2016 evaluamos a 140 trabajadores de Coca-Cola Andina Chile, pero este año ampliamos el proceso al 100% del segmento profesional de la Compañía, sin importar si son o no millennials”, explica Marcos.

 

Si quieres saber más sobre los millennials en Coca-Cola revisa esta nota