El partido entre las selecciones de Chile y Paraguay por las eliminatorias mundialistas fue el escenario perfecto. Más allá del resultado, hubo algo de lo que sentirse orgullosos: la enorme cantidad de botellas que en lugar de terminar en el basurero –o, peor aún, en el suelo- pudieron ser recicladas.

Coca-Cola, TriCiclos, la Corporación Cultiva y el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) se unieron nuevamente para llevar a las puertas del Estadio Monumental el Bus de Reciclaje Punto Limpio Móvil, que entregó a los miles de asistentes una opción fácil y cómoda de eliminar sus envases de manera sustentable.

Más de 5 mil botellas fueron recicladas en el último partido de la Roja

“Esto, que puede parecer pequeño, tiene un impacto enorme. En un solo día se puede llegar a 40 mil personas con cultura de reciclaje y educación ambiental, con una acción que además simboliza que es posible realizar alianzas público privadas exitosas”, explicó el Subsecretario de Medio Ambiente, Jorge Canals, tras una visita al bus instalado en el estadio.

Botellas PET es, por lejos, lo que más recolecta en este tipo de eventos.

Y si hablamos de volúmenes totales, Rodolfo Poblete, Gerente de Operaciones de TriCiclo, dimensiona la importancia de acciones como esta: “Un evento como este recoge entre 4 y 5 metros cúbicos de PET, lo que equivale a 5600 botellas. Es decir, una de cada cuatro personas que viene al estadio recicla con nosotros. La cantidad es muy grande, considerando el enorme problema que existe hoy con los plásticos”.

La idea de impactar positivamente en un público masivo, transversal y que, a priori, podría pensarse poco interesado en temas sustentables, entrega un importante valor agregado a este tipo de actividades. “Estamos llegando a un público distinto, incorporando el estándar ambiental y en un evento deportivo. Es un efecto triplemente virtuoso”, agrega Canals.

Jorge Canals, subsecretario de Medio Ambiente, junto a Rodolfo Paredes de TriCiclos.

Lo ideal es que este tipo de iniciativas dejen de ser una excepción y que, en un futuro, todos los eventos masivos –partidos de fútbol, conciertos, ferias, etc.– puedan contar con puntos de reciclaje accesibles y de alto estándar para recibir los residuos. “Estamos en una etapa de sensibilización y aprendizaje y para eso estas alternativas móviles son una muy buena opción. Hemos participado en muchos eventos de este tipo y siempre los resultados han sido positivos… jamás nos hemos ido de vuelta sin botellas o sin responder las dudas de varias personas, sobre todo de niños, que son los más motivados, ya sea porque reconocen el bus que ha ido a sus colegios o también porque ya están sensibilizados con el tema y se lo transmiten a sus papás”, dice Rodolfo Poblete.