Embotelladora Andina se ha comprometido con el entorno, no sólo entregando productos de calidad, sino que también apoyando el desarrollo de las comunidades donde se encuentra en Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.

En nuestro país, la planta de Andina se ubica en la comuna de Renca, zona de la capital que no ofrece muchas opciones educacionales a sus residentes, por lo que Coca-Cola decidió llevar a cabo la “Conferencia TEDxRenca”, para motivar a los encargados de otorgar oportunidades educacionales en el sector a generar un cambio positivo en la comunidad.

El organizador de TEDxRenca e ingeniero del Proyecto Andino, Daniel Escobillana, ve estas conferencias como una de las muchas respuestas a la pregunta: “¿Cómo podemos compartir ideas para hacer que los miembros de las comunidades se sientan tan calificados como cualquier miembro de cualquier comunidad en el mundo?”. 

Por lo mismo, la organización del evento -al que asistieron 100 personas- invitó a seis voceros (desde artistas hasta emprendedores) para conversar bajo el lema “Capacitando a las comunidades latinas del Sur”. En la charla, se discutió sobre cómo terminar con las suposiciones auto derrotistas de que América Latina es anticuada e incapaz de encontrar soluciones a los desafíos que Europa aún tiene por resolver.

“Con esta conferencia celebramos los logros que ya ha alcanzado el continente, y recordarles a todos que el empoderarse es fundamental para lograr los objetivos”, dijo Escobillana.

Abrazar el cambio

Durante toda la jornada hubo varias exposiciones interesantes, que lograron el objetivo de motivar a los asistentes a cambiar su mentalidad para producir cambios sustanciales en sus vidas y entorno. Por lo mismo, la Conferencia TEDxRenca dejó para el final a un vocero que pudiera energizar aún más a la audiencia, con un “poderoso y emocional” llamado a actuar.

Cuando se trata de abrazar cambios tanto positivos como desafiantes, Vicenzo Piscopo, Director de Grupo de Innovación de Coca Cola en Atlanta, es el hombre indicado para hacerlo. 

Siete años atrás, Piscopo despertó con un dolor muy fuerte en su espalda. Una hernia de disco había presionado tanto contra su espina dorsal, que lo dejó paralizado de manera permanente de la cintura hacia abajo. 

¿Cuál fue su primera reacción? Depresión. Sin embargo, mientras permanecía en el hospital, su esposa se acercó a él y lo aterrizó. “Las cosas que nos hacen felices siguen intactas”, le dijo. Fue ahí cuando Piscopo prometió abrazar el optimismo de cara al cambio y priorizar las cosas que lo hacían feliz. 

“En ese momento, decidí enfocarme no en las cosas que ya no podía hacer, sino en las que aún era capaz de realizar. Y me di cuenta de que lo que soy capaz de hacer, es inconmensurable”. 

Por lo mismo, aconsejó a los asistentes a no temerle al cambio, sino que a impregnarse de todo lo que eso conlleva: “El cambio es impredecible, es imparable. Pero abrazándolo, puedes apalancarlo y hacerlo positivo”. 

Escobillana no tiene duda alguna de que Piscopo fue el vocero indicado para concluir la TEDxRenca. “Además de ser una charla emocional por su historia personal, también fue muy filosófica”. El resultado final, del cual se mostró bastante conforme, fue que la audiencia “lo percibió como una persona verdaderamente auténtica”.

Piscopo, mientras tanto, espera que su mensaje, junto al del resto de los expositores, capacite y empodere a la audiencia: “Quiero continuar enviando el mensaje de esperanza, felicidad y del poder de abrazar el cambio”.