La idea parece simple, pero es ambiciosa: potenciar a cinco millones de mujeres empresarias en toda la cadena de valor de Coca-Cola de aquí al 2020. Hoy, gracias al crecimiento de África y la región de Asia Pacífico, esta iniciativa -llamada 5by20- llegó a 1,2 millones el 2010 y, sólo en 2015, se sumaron más de 372 mil mujeres.  

Esta iniciativa se centra en ayudar a las mujeres empresarias a superar los desafíos, al establecer y hacer crecer su negocio a través de la cadena de valor. Las descripciones de trabajo de las empresarias son tan variadas como sus antecedentes: hay agricultoras, proveedoras, distribuidoras, comerciantes, recicladoras y artesanas. 5by20 proporciona acceso a los conocimientos de negocios, servicios financieros, los activos y las redes de apoyo de compañeros y mentores. 

“A largo plazo, eso ayuda a construir comunidades sostenibles”, dice Teresa Gearhart, Presidente de Coca-Cola en África del Sur. "Una mujer educada, exitosa y con poder crea un efecto dominó en toda la comunidad cuando puede pagar la educación de sus hijos, proveer las necesidades médicas básicas de apoyo a la familia y ayudar y orientar a otras mujeres empresarias”. 

Noko es propietaria de un pequeño restaurante al norte de Johannesburgo. Los cursos de formación en negocios que ofrece Coca-Cola, ONU Mujeres y Hand in Hand, la ayudaron a mantener a sus hijos, ya que aprendió a llevar registros, gestionar el stock y adquirió conocimientos en administración financiera. Su confianza, ingresos y ambiciones crecieron: ahora tiene tres empleados y piensa instalar un gran cartel en la entrada de la ciudad. Está trabajando en la fabricación de menús y el diseño de los uniformes. "Estoy muy orgullosa de mi negocio y quiero atraer a más clientes, tal vez incluso a turistas. Después de esta formación, mis ojos se han abierto a muchas posibilidades”, dice la mujer de 40 años.  

Bea Pérez, Directora de Sustentabilidad de Coca-Cola, dice que las comunidades prósperas son fundamentales para una empresa sostenible. "Y las mujeres son absolutamente esenciales para nuestro éxito. Todavía tenemos mucho trabajo por hacer, pero estoy orgullosa del progreso que estamos haciendo. Es inspirador cuando puedo conocer a los participantes y ver de primera mano cómo 5by20 está transformando la vida de mujeres, familias y comunidades en todo el mundo”.