Gaza. Territorio en conflicto y sinónimo de tensión alrededor del mundo. Pero hoy, también un lugar con esperanza.

Coca-Cola y su socio palestino, la Compañía Nacional de Bebidas (NBC), inauguraron la primera planta embotelladora en Gaza, que dará trabajo a 270 personas y apoyará indirectamente a más de dos mil 700 hogares en la región.

Esta gran inversión se concreta a través de una planta de más de 15 mil metros cuadrados. Por el momento, sólo hay un línea de producción, capaz de llenar 36 mil envases retornables de vidrio de bebidas carbonatadas por hora y que son distribuidos a tiendas y almacenes en la comunidad a través de 18 camiones.

La planta, que ya alcanzó su capacidad total, fue inaugurada oficialmente en un evento al que asistieron figuras líderes de la comunidad financiera palestina y de la sociedad civil. En la ocasión, Coca-Cola y NBC también anunciaron oficialmente una nueva iniciativa de caridad, que será implementada por la organización global Mercy Corps, y que busca abordar dos desafíos de desarrollo regional: asegurar el acceso a agua potable y crear oportunidades de empleo para la juventud palestina.

Los planes de expansión ya están en marcha. La idea es introducir más líneas de embotellamiento y nuevos camiones de entrega para la planta, expandiendo el número de empleados en los próximos tres años. "Desde que iniciamos nuestras operaciones, hemos estado comprometidos con la construcción de un negocio exitoso, que puede crear oportunidades de empleo, apoyar la economía nacional y demostrar las grandes capacidades de nuestra región con productos de la más alta calidad. La apertura de nuestra primera planta en Gaza es un hito importante en este viaje", señaló Zahi Khouri, Fundador y Presidente de la NBC.