Pueden dormir en la calle o en las afueras de cualquier estadio del mundo. Normalmente andan en grupo, ataviados con bombos, trompetas, banderas y camisetas: son la “marea roja”.

Los hinchas que siguen a la Selección Chilena de Fútbol alrededor del mundo, constituyen un grupo reconocible. No demasiado grande pero sí ruidoso, representa con su estridencia a los miles de seguidores que no pueden viajar y apoyan a la Roja por televisión.

Foto: Canal Youtube Woki Toki

“Aperrados”. Así define el periodista deportivo Rodrigo Sepúlveda a este grupo heterogéneo de unas 50 personas, de 20 a 75 años, entre los cuales hay estudiantes y empresarios, en su mayoría hombres. “Este hincha es capaz de dormir en la calle y esperar donde sea que le toque jugar a La Roja. Si es necesario, deja su trabajo y hace grandes sacrificios, incluso económicos”, explica.

Los “aperrados” dieron sus primeros pasos en Francia ’98 y, desde entonces, no se pierden ninguna convocatoria. Para el Mundial de Brasil prepararon con meses de anticipación viajes en auto o buses que demoraron varios días en llegar a destino. Nada de eso importó ante el increíble resultado obtenido.

Foto: Canal Youtube Woki Toki

Ahora, rumbo a Rusia 2018, además de los hinchas incondicionales, en la etapa clasificatoria se pueden identificar otros dos grupos de fanáticos.

Foto: Canal Youtube Woki Toki

Están los que ven todos los partidos –pero por televisión– que no necesariamente saben mucho de fútbol. Y los otros, los que aún familiarizados con el deporte, sólo van al estadio cuando juega la Roja, ya sea por clasificatorias u otros torneos importantes.

El rojo junto a la roja

Desde el 2012, Coca-Cola es auspiciador oficial de la Selección. Su color rojo se funde con el de la camiseta, compartiendo conceptos como congregar a través del deporte, entregar felicidad y celebrar con los amigos y la familia. Es por esto que la marca cuenta con una nutrida batería de actividades que permiten a los fanáticos acercarse a su pasión: desde el bus que traslada a los jugadores –los canales de televisión y los hinchas siguiéndolo rumbo al estadio ya es un panorama en sí mismo– y los mosaicos que se hacen en cada partido de local –en que miles de carteles van formando en las tribunas frases de aliento a los jugadores– hasta la hidratación de los seleccionados a un costado de la cancha, que corre por cuenta de Powerade.

Mientras Chile avanza a paso firme en este desafío mundialero, el rojo y blanco de Coca-Cola sigue fundiéndose con el rojo, blanco y azul de las camisetas de la “marea roja”, donde sea que esté y en cualquier lugar que exista una persona que quiera ser parte de esta fiesta deportiva.

Foto: Canal Youtube Woki Toki