“Las mujeres controlan más de U$S 20 billones en gastos de consumo a nivel mundial, es decir, dos tercios del gasto global y son componentes vitales de la fuerza laboral al generar un 66% del trabajo del mundo. Sin embargo, reciben solo el 10% de las ganancias globales”, reveló Joanna Price, Vicepresidente de Comunicaciones Estratégicas de Coca-Cola, durante su conferencia en Sustainable Brands Buenos Aires, el evento internacional sobre sustentabilidad y marcas más importantes a nivel global.

En este contexto, Price agregó también otro dato de alta relevancia sobre las mujeres: “el 90% de ellas reinvierte su ingreso en su familia y sus comunidades, lo cual las convierte en una potente fuerza global emergente”. 

Para impulsar el efecto multiplicador del empoderamiento de las mujeres y quebrar los obstáculos que enfrentan diariamente, Coca-Cola creó 5by20, una iniciativa global que busca capacitar y empoderar a cinco millones de mujeres para 2020 a través de su cadena de valor. Para hacerlo, este programa ofrece formación empresarial, asesoramiento y respaldo financiero y en él participan desde agricultoras que cultivan las frutas con las que se producen las bebidas, hasta artesanas que crean productos a partir de latas y botellas recicladas, pasando por proveedoras y dueñas de pequeños comercios.

Fuente: Canal de Youtube Sustainable Brands Buenos Aires

Más allá de las diferencias según el país del que se trate (en algunos el 70% de los socios de Coca-Cola en pequeños negocios está conformado por mujeres, mientras que en Europa y América del Norte, el número ronda el 30%), lo que es común a todas las mujeres en la cadena de valor es que enfrentan barreras todos los días. En ese sentido, Price identificó tres áreas de desafío relacionadas con la falta de acceso a capacitación en gestión de negocios, servicios financieros y activos y redes de pares y mentores.

“Las mujeres no solo son esenciales en la construcción de comunidades prósperas, sino que también representan uno de los mayores estimulantes de desarrollo económico mundial. Los proyectos de inversión social orientados al empoderamiento de la mujer representan una verdadera oportunidad para crear valor social y económico. Cuando las mujeres son exitosas y escalan dentro de la comunidad, ésta prospera y se vuelve más sustentable”, concluyó.