En Coca-Cola sabemos que la elección de los consumidores se acerca cada vez más hacia bebidas de gran sabor, con menos o sin calorías. En ese sentido, los sustitutos al azúcar son una alternativa que nos permite poder satisfacer esa demanda: desde hace más de 20 años, la Compañía expande su portafolio con opciones bajas y sin calorías y constantemente está innovando en función de lo que piden los consumidores. En Chile, por ejemplo, el 65% de nuestras bebidas son bajas o sin calorías.

¿Qué son los sustitutos del azúcar? Básicamente, son sustancias que se usan en lugar de la sacarosa (azúcar de mesa) para endulzar alimentos y bebidas, y aportan menor energía. Reciben el nombre de edulcorantes o endulzantes y se usan desde hace más de 100 años en la alimentación humana. Han sido avalados por más de 200 de estudios científicos, que garantizan su seguridad a para ser consumidos por toda la población, incluso por niños y embarazadas.  

Los endulzantes no calóricos utilizados por Coca-Cola (aspartame, sucralosa y acesulfame K) son seguros para todas las poblaciones. Fueron ampliamente testeadas en estudios científicos y su seguridad fue reconocida globalmente por autoridades de renombre internacional, como el Comité de Expertos en Aditivos en Alimentos de  FAO (JEFCA), la Administración de Alimentos y Bebidas (FDA) y las Autoridad Europea de Seguridad en Alimentos (EFSA) .

Desde Coca-Cola acompañamos el interés de los consumidores por nuevas opciones de bebidas que se adapten a su estilo de vida; por eso, promovemos una variedad de opciones de bebidas bajas y sin azúcar, ofrecemos diversos tamaños de envases –entre ellos pequeños y convenientes- y brindamos en nuestro etiquetado información nutricional clara sobre de nuestros productos.

Si quieres saber más sobre estos endulzantes no calóricos, te invitamos a visitar esta página.

Si quieres saber cuáles de nuestras bebidas contienen endulzantes no calóricos, te invitamos a visitar esta página.