Quizás más de una vez te has preguntado cómo debe ser trabajar en Coca-Cola, la Compañía que ha estado presente en distintos momentos de tu vida a través de productos que se adaptan a cada necesidad y estilo de vida.

Detrás de cada uno de ellos hay muchas personas apasionadas, empleados –que en la Compañía se conocen como “asociados” – que trabajan al interior de ella y son su pilar fundamental, gracias al entusiasmo y compromiso que mantienen desde el primer día.

¿Cómo se logra esto? Combinando pasión, orgullo y conocimiento. De esta forma, se genera un equipo imbatible, con personas que buscan hacer una diferencia en la comunidad, inspirar a otros a través de ideas innovadoras y entregar un mensaje positivo a los demás a partir de su propia experiencia.

Funcionamiento y beneficios de los asociados

Coca-Cola Chile escucha a su gente. Esto es posible porque la gestión de Recursos Humanos está muy enfocada al wellbeing.

Más allá de la traducción literal, el propósito asociado a este concepto es procurar un estado de bienestar a los trabajadores en los distintos ámbitos con el objetivo de que, a su vez, esa sensación pueda ser transmitida a los consumidores. “No hacemos nada hacia afuera sin hacerlo antes acá adentro. No podemos promover bienestar al exterior y no cuidarnos nosotros primero”, explica Viviana Zambrano, Gerente de Personas en Coca-Cola Chile.

Los ejes en los que wellbeing de Coca-Cola se desarrolla son el físico, emocional, financiero, social y de comunidad. El primero de ellos está directamente relacionado con la salud de cada uno de los trabajadores. Pitbull Training, por ejemplo, es un programa de entrenamiento lanzado a comienzos de año que “busca generar espacios de interacción entre los asociados, además de motivar la actividad física”, cuenta Zambrano. La idea de este programa es que la gente pueda compartir tiempo y experiencias en otro ambiente y que se genere cercanía y complicidad más allá de lo estrictamente laboral.

En lo que se refiere al eje emocional, uno de los beneficios que los asociados reciben es el programa My Time, que les da la facilidad de trabajar hasta el mediodía, una vez al mes. La idea es entregar ese tiempo libre para que las personas puedan hacer lo que más les guste.

Como esta iniciativa, hay muchas otras enfocadas en el cuidado personal, desde charlas nutricionales hasta coaching en temas específicos. Nada se impone, sino que estas ideas surgen de sondeos sobre intereses y motivaciones de los asociados, a partir de los cuales se diseñan los proyectos motivacionales e informativos.

Ejemplos hay muchos en todos los ejes del wellbeing: cafetería y estacionamientos gratuitos, chequeos médicos anuales y reembolso en gimnasios, centros de entrenamientos o cualquier lugar donde se promueva la actividad física.

Todo apunta a un objetivo único: a conectar a los asociados con el corazón de la Compañía y a hacerlos parte de su identidad. Por lo mismo, todos son “ambassadors” (embajadores) que hablan en nombre de Coca-Cola al actuar, inspirar y disfrutar la visión de la empresa.

Escenario laboral en Chile: ¿Qué esperan los trabajadores?

Desde hace algún tiempo, el desarrollo del capital humano ha tomado la agenda de las empresas en Chile y el mundo. Cómo hacer para captar, potenciar y retener el talento es un desafío cada vez más importante para las empresas. Y por lo mismo, el desarrollo de capital humano se ha tomado la agenda en el mundo del trabajo.

En ese dilema, la pregunta sobre qué hace realmente felices a las personas en el trabajo, aparece como inevitable. A mediados de este año, la Empresa de servicios de Recursos Humanos, Adecco, encuestó a 1500 trabajadores chilenos para saber qué aspectos producen felicidad laboral. Un 39% respondió que ese objetivo se logra al llevar a cabo sus funciones bajo un ambiente grato.

Pero el desempeño individual también tiene un rol fundamental. “La armonía laboral depende de quienes dirigen la organización. Las instituciones que trabajan con buenas políticas de personas, con enfoque en potenciar y generar un sentido laboral trascendente, son las que han dado un vuelco a la tradicional mirada de contar con un recurso humano ‘desechable’”, asegura Renato Menares, publicista, profesor de Duoc UC y psicólogo organizacional con Master en Dirección de RR.HH y Habilidades Directivas.

Trabajar en Chile

El 56% de la Generación Y (entre 22 y 33 años) y el 49% de la Generación X (entre 34 y 50 años) trabajan para lograr un mayor desarrollo personal y profesional.

Al 46% de los empleados le preocupa la falta de oportunidades presente en su actual trabajo.

(Fuente: Adecco)